01 abr 2020 General

Monasterios de Ribeira Sacra: Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil

En Ribeira Sacra son muchos los lugares que podemos apodar con la palabra “mágicos” y el monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil es, sin lugar a dudas, uno de ellos. Su historia, su belleza y el lugar donde se encuentra ubicado son algunos de los motivos que lo llevan a ser tan digno de este adjetivo. 

El monasterio de Santa Cristina, localizado en Parada de Sil, forma parte de la amplia red de monasterios románicos con la que llegó a contar el territorio de la Ribeira Sacra. Llegaron a edificarse una treintena de monasterios en la Ribeira Sacra durante la Edad Media, de los cuales se mantienen en pie como complejo monacal un total de ocho, ubicados en su gran mayoría en las inmediaciones del Cañón del Sil, en la provincia de Ourense. Los monasterios restantes o bien han desaparecido por completo o conservan solamente su iglesia.

Todos ellos tienen alguna particularidad que los convierte en únicos. En el caso del monasterio de Santa Cristina, y como decíamos, son varios los motivos por los que este lugar es tan especial.

Lo primero que nos llama la atención es su ubicación. Por todos es sabido que los monjes y eremitas escogían los lugares más apartados para su retiro espiritual. Sin embargo, ¿podían haber elegido un lugar más inaccesible? Lo dudamos, ya que incluso a día de hoy el camino para llegar a Santa Cristina continúa siendo de vértigo.

El acceso al monasterio se realiza a través de una serpenteante carretera con un desnivel del 13%, en pleno Cañón del Sil. Y allí termina la carretera, a mitad de Cañón, casi tan lejos de la civilización hoy en día como hace 8 siglos. 

Nos encontramos ante un modesto monasterio, completamente rodeado de castaños, y a un paso del río Sil. Un paisaje idílico, sin duda.

Pero…¿en qué momento decidió algún monje o eremita establecerse en este lugar tan remoto? Pues lo cierto es que no podemos datar el momento exacto, aunque sí podemos confirmar que el siglo IX ya existía vida aquí. Precisamente, la colección documental de Santa Cristina se abre en el año 876, con un documento de cesión de propiedades, lo que nos indica que por aquel entonces el lugar ya estaba habitado.  

Descendemos a pie por el mágico camino de acceso al monasterio y lo que nos encontramos tan pronto llegamos al final es un bello al mismo tiempo que sencillo edificio. Una iglesia románica de finales del siglo XII y principios del XIII que ha permanecido inalterada a lo largo de los siglos y por ello ostenta con mucho honor el título de la “joya del románico de Ribeira Sacra”.  

Poco conocemos sobre cómo se desarrolló la vida en el monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil, ya que apenas existe documentación al respecto. Resumiendo su historia a grandes rasgos, sabemos que el monasterio se acoge a la regla benedictina en el siglo XII, justamente en su momento de mayor esplendor. La vida transcurre aquí durante otros tres siglos sin mayor novedad en la documentación existente más que los contratos de aforamiento firmados entre el monasterio y los arrendatarios. Hasta que llega el siglo XV, momento en el cual se sume en una profunda ruina, al igual que la mayoría de cenobios en Galicia.  

El monasterio de Santa Cristina es rescatado gracias a la reforma de los Reyes Católicos, quienes lo anexionan con el más importante de los monasterios en Ribeira Sacra, el monasterio de Santo Estevo de Ribas de Sil, perdiendo así su independencia. Más adelante, durante el siglo XIX, este lugar pasa a manos privadas con la desamortización de Mendizábal y es recuperado por la iglesia a finales de la década de 1980, quien con ayuda de la Administración lo restaura, dejándolo tal y como lo podemos ver hoy en día.  

Todos los procesos por los que pasó este monasterio nos dejan verdaderas joyas arquitectónicas y artísticas: un campanario que asemeja ser una torre defensiva, un particular rosetón, una preciosa portada de entrada al modesto (e inacabado) claustro, pinturas murales del siglo XVI y otras muchas cosas especiales que preferimos contarte in situ.

En definitiva, y por todo lo que ello conlleva, este es un lugar muy especial para nosotros, el cual nos encantaría compartir contigo. En Verdant Experiences visitamos el monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil en nuestras excursiones regulares “El Cañón del Sil y es también una de nuestras recomendaciones para nuestros tours privados en Ribeira Sacra. Para obtener más información puedes ponerte en contacto con nosotros a través del formulario de contacto